Moringa, “el árbol de la vida”, combate la diabetes, colesterol, la hipertensión, asma, la artritis, hepatitis, y combate la formación de células cancerosas.
Además de aportar energía al cuerpo.